YAUALA NO. 7

Memento Mori

SEPTIEMBRE 1, 2018

Memento Mori es un ensayo experimental sobre la muerte realizado por cuatro jóvenes que no llegan a los 30 años y sin embargo, cada uno a su manera, tiene presente la impermanencia como una guía. 

Creada en colectivo por Mariana, Leslie, Santiago y Patricio, es una historia que pone el ojo en la sutileza de las situaciones cotidianas que nos recuerdan la finitud, dejándola en evidencia: “Esta pieza busca hablar de la dualidad vida-muerte. Ver la muerte no como algo que llega repentinamente, sino como algo que va ocurriendo todos los días desde que nacemos” dice Mariana.

Memento Mori, del latín 'Recuerda que morirás'.

 

El eje de la pieza es el paso del tiempo y su reflejo en el cuerpo humano. Pero es también un manifiesto de la resistencia a aceptar el cambio. Esta relación resulta en una paradoja: “Tenemos miedo de la muerte y hacemos todo por alejarnos de ella: nos maquillamos para cubrir las arrugas, bebemos café para sentirnos más enérgicos y tomamos medicinas para mantenernos vivos por más tiempo. Pero irónicamente también nos auto-destruimos cuando fumamos o cuando bebemos” dice Leslie.

 

La pieza cargada de simbolismos ilustra la fina frontera entre lo que es vida y lo que es muerte y la revela nebulosa: “Desde que tengo memoria mi papá nos decía que ahí estaba la muerte dándole lengüetazos todos los días. Fue perdiendo pelo hasta quedarse calvo. Luego, poco a poco empezó a tener más canas y arrugas, hasta que comprendí a que se refería.” comparte Mariana.

 

La historia es contada a través de momentos de una cotidianidad que a veces pasa desapercibida y que aquí se convierte en protagonista visual: “Inspiré mi propuesta en Rinko Kawauchi, una fotógrafa japonesa que explora una estética natural que me interesa explorar” Kawauchi, es la genio de lo ordinario y Leslie captó su esencia de forma impecable para construir un nuevo diálogo cinematográfico. La pieza retrata situaciones íntimas y simples de una carga simbólica tan contundente que resulta en un manifiesto visual: La imagen fotográfica es un discurso en sí mismo. 

 

Memento Mori nos susurra que la muerte es sólo una abstracción y trae a la mesa la idea de Tich Nhat Hanh cuando afirma que “la muerte es una ilusión”. Formamos parte de un todo y seguiremos formando parte de eso cuando el corazón se detenga… A través de un montaje libre y genial, los realizadores lanzan sensaciones y preguntas inquietantes: ¿Qué eres hoy y qué fuiste ayer? ¿Cuántas velas apagas en tú vida? ¿Cuántos pasteles han pasado por tu mesa? ¿En qué punto está tu reloj de arena?

 

“Felicidades, vas a morir” dice Allan Watts al final de la pieza… “Creo que encontrar la muerte en las cosas banales hace que lo cotidiano tenga peso y sentido. Entender la muerte como la suma de muchas muertes y notarlas día con día despierta el alma para vivir con pasión” dice Santiago.

 

¿Es Memento Mori un recordatorio para aprovechar la vida hasta el último segundo? ¿Un detonador para no detenerse? ¿Un balazo que nos condiciona a correr? ¿A llenar el vacío de la muerte con lugares y con experiencias? ¿O es un recordatorio de que poco importa todo? ¿De lo frágiles y vulnerables que somos? De la impermanencia en un lugar en donde la trascendencia está sobrevalorada… Mirar atrás, mirar adelante o transitar aquí y ahora… 

 

Memento Mori es en lo profundo una campana de conciencia, una poderosa afirmación cargada de presente. Esta construcción que nos regaló el Latín, es una herencia de la cultura dominante, que sin instrucción, siembra un cuestionamiento.

 

El hilo de sangre que escurre de la entrepierna y los espermatozoides capturados en el condón, son giros de tuerca en la rueda del samsara, que igual que el cuerpo en deterioro son campanas de existencia, de posibilidad y de imposibilidad de la paradoja que implica vivir muriendo…

 

Esta exquisita creación en colectivo es una manifestación de ese milagro de probabilidades: “No hay mejor que la colaboración creativa, sobre todo con gente que a pesar de compartir ideas contigo, tiene muchas diferencias a la vez. Siempre hay un constante debate que nunca tiene respuestas cerradas, sino que sirve como puerta para explorar nuevas narrativas, nuevas formas de ver una pieza que resulta en algo que tiene un cachito de todos, algo a lo que solos como individuos, nunca hubiéramos llegado” así comparte Patricio cómo se creó Memento Mori, un trabajo que pone en evidencia la genialidad a la que pueden llegar estas talentosas mentes cuando se unen para engendrar y dar a luz sus inquietudes más profundas…

 

Celebro y agradezco Memento Mori, primero como obra y discurso, luego como parte de Yauala y finalmente como fuente de inspiración para crear con este nivel de sensibilidad, delicadeza y entrega. Una pieza de exquisita profundidad, que se queda vibrando en mi espíritu… Los abrazo Mariana, Leslie, Patricio y Santiago. Gracias por compartir con nosotros su mundo interior. 

L O C A C I Ó N

Ciudad de México

R E A L I Z A C I Ó N 

Mariana Arriaga, Leslie Montero​, Patricio Marín y Santiago Arriaga

F O T O G R A F Í A

Leslie Montero

E D I C I Ó N

Patricio Marín

P R O D U C C I Ó N

Federico Fábregas

Entender la muerte como la suma de muchas muertes y notarlas día con día despierta el alma para vivir con pasión.

- Santiago Arriaga

1/1

TEXTO: Alina Montero Muller

© 2018 Yauala es una publicación de Hero

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Grey Vimeo Icon