YAUALA NO. 9

l(a

NOVIEMBRE, 2018

L(a simboliza mucho en el contexto de Yauala… Es la pieza de Otoño. Una representación de la madurez de un proyecto que pronto habrá dado la vuelta al sol.

l(a

 

En el otoño algo se desprende, algo cae. Es un soltar sin miedo para que algo nuevo nazca, pero éste no es el momento del nacimiento, es el instante de la caída, del salto al vacío. Es frío e incierto, pero al final esperanzador.

“Siento que estoy en un momento de transición dentro de mi carrera, en donde poco a poco puedo comenzar a escoger más lo que quiero hacer.” Comparte Sumie . “Siento una transición de mi trabajo dentro de la producción de cine para otros, moviéndose para explorar mis propios proyectos (…) estoy en el punto de encontrar la confianza en que también mis proyectos han estado funcionando (cosecha) y pueden funcionar en el futuro (nueva siembra).”

Los espacios ilustrados en la pieza evocan situaciones enrarecidas y tienen en común un ambiente desolado; pero cada imagen contiene un clima interior diferente… Cuando le pregunté a Sumie por los espacios, me sorprendí al escuchar la cantidad de momentos de vida que desprende en esta pieza: Long Island, NY, Savannah, Georgia, Guanajuato, Morelos, Mazunte, South Carolina… l(a es una compilación de experiencias de vida liberadas:

“En l(a suelto mucho material que he llevando cargando esta década. Al usar material tan significativo que tenía guardado, mezclándolo con ciertos materiales nuevos y transformándolo en una última nueva pieza, siento que ya lo puedo soltar más fácilmente. Suelto y dejo atrás a través de una quema simbólica las casas, ese tiempo, cierto otoño, esos años.”

La atmósfera ocre que envuelve l(a, transita en la paleta del fuego, que susurra aires de transformación… Con su tejido Sumie quema de forma metafórica los espacios que en algún momento fueron ella:

“Las casas intervenidas con hilo que se ven en el video son casas en las que viví cuando vivía en Savannah, Georgia durante la universidad. También, incluyo espacios representativos de Savannah en sí. Después de graduarme de la universidad, regresé unos cuatro años después en un viaje en carretera por el sur de Estados Unidos con mi hermana. Decidí grabar las casas en donde viví, ahora ajenas y en algún momento tan personales y significativas. Fue un ejercicio de algún tipo de recuperación de memoria, de plasmar y guardar estos lugares con la cámara.”

El hilo de la quema, es parte de una exploración que Sumie también hace en su obra plástica:

“Empecé a bordar mis fotografías hace unos 4 o 5 años, específicamente con una serie de fotografía arquitectónica. El hilo me ha dado una manera de acentuar o hacer visible lo no es tangible dentro de cada fotografía, por ejemplo el paso del tiempo, la luz o la erosión. En mi trabajo un tema central es la memoria y sus diferentes formas, lo cuál también he podido transmitir a través del uso del bordado. La fotografía intervenida evidencia sus diferentes tiempos: el tiempo capturado en el acto de tomar la foto, el tiempo en el que se hizo la intervención, y el tiempo en el que el espectador la ve, que es un momento efímero, cambiante con el tipo de luz en la que se está viendo la obra."

El título de la pieza y la idea que da contención a toda la obra, proviene de un escrito que comparte la sutileza de la imágenes de Sumie: 

l(a es un poema de ee cummings de 1958. Es de los poemas que más recuerdo, por su sencillez y complejidad, por su uso de la forma misma y significado. El poema imita una hoja cayendo, dando vueltas en el aire. Por alguna razón este poema fue lo primero que se me vino a la mente al hacer esta pieza "otoñal". Siempre me ha parecido muy bello el significado de caer y otoño en inglés (fall), y este poema lo lleva más allá, resaltando la caída solitaria pero enfatizando un todo dentro de sí mismo (one). En fin, el poema tiene muchas interpretaciones y lecturas, pero al final es la sencillez de una hoja cayendo. - a leaf falls l(oneliness)”

Ese “todo en sí mismo” es un guiño de Cummings que habla de unidad. Que pone en evidencia el ciclo en donde no hay principio ni fin. El otoño de una artista en proceso de dejar ir para experimentar un nuevo florecimiento; el otoño de un proyecto que cumple un ciclo y cambia; el otoño de un año en ocaso, es solo un momento… que así como lo hoja que cae, pasa y se transforma. 

Celebro y agradezco l(a de Sumie. Es un honor compartir en este momento una pieza que concentra lo que para mí es en esencia Yauala.
 

l(a

le
af
fa

ll

s)
one
l

iness

- ee cummings

TEXTO: Alina Montero Muller

R E A L I Z A C I Ó N

Sumie García Hirata

L O C A C I Ó N

Carretera en Guanajuato; Bosque en Morelos; Bosque en Long Island, NY; Casas y lugares de Savannah, Georgia; Zopilotes en Mazunte; Carretera en South Carolina.

Cuando comencé a trazar el boceto de Yauala, uno de los primeros deseos fue que Sumie formara parte del sueño: Su estilo, su sensibilidad, su factura, el gusto exquisito y el tiempo que respira en cada una de sus obras, fueron causa y consecuencia de que la revista saliera a la luz.

“Si Yauala tuviera solamente un número sería de ella” así de contundente me lo dije. 

Su trabajo para mí es la definición de híbrido. Sumie hace documentales que parecen ficciones y experimenta una y otra vez con recursos plásticos que desbordan el lenguaje cinematográfico, transitando por imágenes que se antojan en un museo… 

Sus piezas son expresiones contemporáneas que dialogan con los nuevos formatos y las nuevas formas de ver y hacer cine. Esa manera de hacer es un detonador para la gestación de Yauala.

Con l(a cosechamos la siembra del año. Que esta pieza sea publicada, es recoger el fruto de un sueño concretado.

© 2018 Yauala es una publicación de Hero

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Grey Vimeo Icon