YAUALA NO. 8

Postales Sonoras

OCUTBRE 1, 2018

Dedicamos gran cantidad de tiempo y energía a nuestro trabajo, a los proyectos que nos dan algo a cambio: prestigio, dinero o fama. Y a pesar de tener oficio de creadores, a muchos nos paraliza el hecho de compartir algo personal de manera espontánea… Es poco común que pongamos energía en crear cosas solo por el hecho de hacerlo, sin esperar nada a cambio… Hacer sólo para compartir…

LAS POSTALES SONORAS SON UN REGALO SENCILLO... UNA FORMA DE COMPARTIR DÓNDE HE ESTADO Y QUÉ ME HA MOVIDO

- Diego Carmona

Eso es lo que hace Diego Carmona con sus Postales Sonoras.


La inspiración para el nacimiento de Yauala proviene de la admiración a piezas creadas por personas que hacen poesía desinteresada con el video. Para mí esa es la forma de creación audiovisual más libre y propositiva que existe a la fecha; es una nueva manera de crear y compartir cine a partir de un lenguaje híbrido, que permite la experimentación de formatos narrativos.


Postales Sonoras es un proyecto pionero de ese lenguaje, en donde la curaduría es la clave de su trascendencia. Todas las piezas del proyecto apuntan a la sutileza de lo cotidiano. Y al igual que las postales impresas, éstas son pequeños rectángulos con una imagen lista para ser enviada sin envoltura, que en cada entrega regala un mensaje, en este caso musical. 


A través de este proyecto, Diego ilumina con sus notas las imágenes que capturan momentos espontáneos y casuales de su afortunado cotidiano. 


¿Escenas de película? ¿Piezas de museo? Las postales son puntos de vista de un flâneur. Destellos de un turismo sideral, que envía mensajes desde lo casual y lo remoto, de mundos ocultos, revelados. Las Postales Sonoras distinguen lo profundo en lo trivial y nos envían desde sus coordenadas un mensaje libre, maleado por la emoción de la música. 


Sorprendentemente, el creador de las Postales Sonoras es científico…Lo que inevitablemente me lleva a pensar que los cineastas a quienes he invitado a participar en Yauala, son a los que más trabajo les cuesta emprender el viaje de la creación libre. Que “la mente les juega chueco”, que “se hacen bolas”… Nos da miedo no saber qué decir… 


Desde Yauala pienso que cualquier cosa que se haga desde la intuición será hermosa, tendrá valor… Las postales son un vivo y admirable ejemplo de ello.

 

Es un honor compartir el proyecto y la visión de su creador, desde esta plataforma:

Meditar me llevo a darme cuenta de la cantidad de texturas cambiantes que ocurren constantemente y de manera vertiginosa, y que con una mente abierta, uno puede ver miles de oportunidades para iniciar un proceso creativo.

L O C A C I Ó N

San Luis Potosí, México 

E D I C I Ó N​  Y M Ú S I C A

Diego Carmona

V I D E O

Mariana Chávez Pesqueira

Sigue a Diego Carmona:

md_5a9809e735c74.png
youtube.png
soundcloud-icon-logo-png-transparent.png
30405189-ee6f6d36-9903-11e7-81b3-ec87590

Y: ¿Cómo comenzó el proyecto de Postales?

DC: El proyecto no comenzó de manera espontánea, en realidad derivó de un proyecto, que quizás es más una postura filosófica llamado Música por Serendípia. Al nivel más fundamental me di cuenta de que cada vez que planeaba una pieza musical definiendo tiempo, escala, e instrumentos que iba usar, generaba las piezas musicales más acartonadas y menos interesantes; no eran resultado de una exploración sonora, sino el resultado de planes de mi acartonada mente pretendiendo crear una obra maestra. La intensión de música por serendipia es crear música inesperada, imposible de planear por la mente. Para lograr esto, inicialmente generaba una textura sonora (variación sonora), después escuchaba esta variación de manera repetitiva mientras mi mente descubría ritmos o armónicos que sugerían posibles avenidas para el desarrollo de la pieza musical, posteriormente al añadir más elementos emergían restricciones musicales que al final terminaban guiando el proceso creativo; finalmente, la textura inicial que disparó el proceso creativo podía ser o no removida. Esta aproximación genera música mediante el proceso de observación (escucha), experimentación, y selección que permite encontrar sorpresas o serendipias que la mente no podría haber creado. Sobre el proyecto de Postales Sonoras, este proyecto propone dejar de lado las texturas sonoras y utiliza las texturas visuales de un video tales como ritmo de lo que ocurre, encuadre, color de la imagen, granulocidad, y también ambiente sonoro, para detonar el proceso creativo serendipítico. Es por esto que también los videos usualmente no buscan contar una historia, no hay guión ni se favorece una narrativa, sino que son un soporte contextual para la música. En realidad, las Postales Sonoras no son un producto final, sino la generación de música a partir de la imagen. 

Y: ¿Qué te inspiró a hacerlo?

DC: Inicialmente, me inspiró el reto de utilizar imágenes para hacer música, pero también la meditación jugo un papel muy importante. Meditar me llevo a darme cuenta de la cantidad de texturas cambiantes que ocurren constantemente y de manera vertiginosa, y que con una mente abierta, uno puede ver miles de oportunidades para iniciar un proceso creativo; mientras que con una mente cerrada solo ves o escuchas lo que la mente quiere ver o escuchar. Finalmente, me inspiro la idea de hacer proyectos cortos y sin mucho equipo, proyectos espontáneos que requirieran muy poco para ser logrados. Lograr este tipo de energía creativa se volvió terapéutico para mí al estar atrapado en una tesis doctoral que no se movía y creaba en mi una identidad de mi mismo que no me gustaba.


Y: ¿Qué es una postal para ti?

DC: Es un regalo. Un regalo a alguien con quien deseo compartir donde he estado, pero también es un regalo sencillo, a veces no es la mejor imagen, a veces se dobla o se ensucia. Es un regalo espontáneo y barato pero lleno de cariño, tanto para el lugar en donde uno estuvo como para la persona a la que se le envía. Una postal sonora, es lo mismo, una forma de compartir dónde he estado y qué me ha movido. Más técnicamente hablando, una postal sonora contiene un video de 1 a 3 minutos, y en general utilizo una cámara fija que graba lo que ocurra enfrente del lente. Es el encuadre inicial y la espontaneidad de lo que ocurre lo que servirá de textura sensorial para detonar el proceso de creación musical. 

Y: Cuéntanos sobre del papel de la música en las postales. El motivo para hacerlas ¿Proviene del sonido o de la imagen?

DC: (En las postales) El sonido proviene de la imagen. Nunca he estado interesado en hacer un videoclip aunque a veces si ha ocurrido que música que he hecho se ajusta perfectamente con la imagen que tomé, eso también es serendipia! Por otro lado, desde la aproximación de Música por Serendipia expuesta arriba, la música que hago no es un soundtrack porque el resultado final no es un video con música sino música gestada por la imagen.

Y: Háblanos de tu relación con la música, la fotografía y el video.

DC: El cine sintetiza mi relación con la música, la fotografía y el video; me encanta la sinergía entre estos elementos para transmitir emociones. La primera vez que le puse música a un video no podía creer como se transformaba el mensaje del video. Conforme he trabajado el proyecto de Postales Sonoras me he dado cuenta que lo que consideraba “edición” es mucho más extenso: tanto la fotografía como la música son componentes fundamentales de la edición, quizás no del video per se, pero si del contenido emocional de éste. 

Y: Cuéntanos sobre la participación de Mariana como fotógrafa (aparece su crédito en varias postales)

DC: Mariana es clave para este proyecto por la sensibilidad visual que tiene. Me ha enseñado a observar ritmos, contrastes de colores y encuadres insospechados que revelan una belleza que hasta que la conocí me había perdido. Desde su lente, una pared llena de cables es un hermoso objeto, y me convence de ello con sus fotos. Cuando ella graba los videos simplemente encuadra y deja pasar el tiempo. 

Otra persona importante es mi amigo Erick Tovar que también tiene créditos en las Postales Sonoras. Lo conocí en un proyecto en donde mi querido amigo Andrés Pulido nos encargo hacer la música para su documental “Tlalocan: Paraíso del agua”. Luego comenzamos a hacer música para las postales sonoras y música para la coreógrafa Karla Desentis en las que seguimos el mismo algoritmo de la Música por Serendípia, pero en lugar de texturas sonoras, o audiovisuales, la textura era un escenario con ideas coreográficas usadas como disparador del proceso de creación musical. Trabajar con él ha enriquecido el proyecto y lo ha hecho mucho más divertido.

Y: Háblanos sobre tu profesión/trabajo ¿Cómo lo relacionas con las postales?

DC: Soy Biólogo y hago ecología evolutiva y el proceso que describo de Música por Serendípia es muy similar al proceso de evolución por selección natural. Para que ocurra evolución por selección natural es necesario contar con variación genética (si todo es igual no hay nada que seleccionar!), de la misma manera que La Música por Serendípia requiere tener una textura sensorial antes de comenzar con una pieza. Una vez seguros de que existe esta variación, el siguiente paso es seleccionar una variante, un chita que corra más rápido e incremente sus éxitos de caza pudiendo tener más crías que otros individuos en la población, o una nota que resalta el tono purpura de una imagen que en conjunto estabiliza una emoción de ternura y nostalgia. También, de igual forma en la que evoluciona una pieza y emergen restricciones rítmicas y armónicas, el proceso adaptativo enfrenta restricciones que condiciona que las formas evolucionen de maneras disparatadas. Tanto la música como los organismos tiene bits de información que se coadaptan favoreciendo su permanencia en el tiempo. También existe un componente estocástico en la creación de música por serendípia, como ocurre en procesos no adaptativos, como la deriva génica; manejando en dirección al trabajo, escuchando versiones de piezas musicales en proceso, puede surgir el imprevisto grito de un vendedor de gas que le atine a una nota que no había imaginado, transformando la pieza en algo completamente diferente. 
 

L O C A C I Ó N

Ciudad de México

V I D E O

Mariana Chávez Pesqueira

E D I C I Ó N​  Y M Ú S I C A

Diego Carmona

Las Postales Sonoras no son un producto final, sino la generación de música a partir de la imagen.

L O C A C I Ó N

India

V I D E O

Mariana Chávez Pesqueira

E D I C I Ó N​  Y M Ú S I C A

Diego Carmona

L O C A C I Ó N

Ciudad de México 

V I D E O ,   E D I C I Ó N   Y   M Ú S I C A

Diego Carmona

TEXTO Y ENTREVISTA: Alina Montero Muller

© 2018 Yauala es una publicación de Hero

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Facebook Icono
  • Grey Vimeo Icon